Send to Kindle

Juicio Oracle vs. Google

A menos que vivas bajo una roca (y te llames Patricio), sabrás que se está llevando a cabo en los Estados Unidos un procedimiento legal en el caso de Oracle vs. Google, donde el primero básicamente dice que Google hizo uso de su propiedad privada y también de patentes en su sistema operativo para móviles Android, y que les deben un mundo de dinero por haberlo hecho. El juicio se llevará a cabo en tres partes; copyright, patentes y daños; la primera es la fase de la que se ha hablado en días recientes, donde se discute sobre el uso de varias APIs de Java, el popular lenguaje de programación y plataforma que fueran creados por Sun, y comprados por Oracle en 2010.

Lo primero que me llamó la atención fue el jurado para el juicio de Oracle vs Google; entiendo como es la selección del mismo, pero me parece una ironía que un plomero, una enfermera, un fotógrafo retirado, un diseñador de tienda para Gap, un conductor de autobús de la ciudad y un trabajador del servicio postal, entre otros, decidan (ya no digamos tener la capacidad) para determinar como le irá a este juicio, pues de el dependen – aunque no lo creas- aspectos fundamentales del desarrollo de software, amén de que es entre dos de las compañías más grandes que hay en la actualidad. No me malentiendan, no quiero que se lea mal el comentario sobre que hacen los miembros del jurado ni los hago de menos, es sólo que este tema está claramente por encima de ellos. Algunos dicen que su “inocencia” puede traer una perspectiva fresca a este problema, pero sinceramente lo dudo; algo que he aprendido en mis 37 años (y particularmente como ingeniero), es que no se puede resolver lo que no se comprende.

Pero bueno, regresemos al trabajo que hizo el jurado: básicamente, éstos debían contestar cuatro preguntas; de estas las que interesan son, primero, la que pregunta si había alguna violación de derechos por parte de Google, y la segunda era sobre si hizo uso de esos derechos sobre bases de uso justo. En el caso de la primera pregunta, el jurado determinó que Google violó derechos de una parte de Java, en particular por el uso de 37 API’s de Java. Esto representa una minúscula parte de hecho, pues el total de líneas que violan los derechos son nada más y nada menos que…nueve. Si, nueve líneas son las que al parecer copió Google. En un inicio Oracle buscaba se le fueran pagados mil millones de dólares por daños, pero debido al veredicto emitido por el jurado estos se limitarían a USD $100,000 a USD $200,000. Abajo se muestran las cuatro preguntas que debió responder el jurado:

Completed verdict form in Oracle – Google

Otra de las preguntas fue mucho más interesante: ¿hizo uso Google de esas partes bajo el concepto de uso justo? desgraciadamente, el jurado no pudo contestar la pregunta; de haber contestado “Si” mucho del problema se habría arreglado, pues el concepto de uso justo significaría que no hay tal violación de nada…y claro, Oracle recibiría un cheque por $0. Debido a esto, Google se apresuró a solicitar un juicio nulo, algo que todavía está por verse.

Pero al centro del debate está una idea nefasta: ¿puede tener derechos de autor una API? de acuerdo con Oracle, las API de Java son lo suficientemente complejas como para requerir copyright. Para resolver esta interrogante, habría que remitirse a un caso reciente en la Unión Europea donde se dictaminó que si bien un software puede tener copyright, sus cualidades externas como las funciones que lleva a cabo, las interfaces de programación que expone y las estructuras de datos que usa, no pueden tener copyright. Y es lógico: si una API tuviera copyright, significaría un monopolio de ideas, cero innovación y cero competencia. Sólo imagínense hoy en día, en que la programación se hace en un altísimo porcentaje a través de APIs. Y además el hecho de que la EU funcione de una manera y los States de otra los pondría en seria desventaja tecnológica. Este tema aún está por resolverse por el juez que lleva el proceso, y esperemos que sea favorablemente, pues de resolver de manera positiva (es decir, las APIs pueden tener copyright), los efectos serían profundamente negativos para la industria y para todos los que vivimos de esto.

Entonces, ¿está en problemas Android? para nada; Oracle tenía muchísimas esperanzas en esta primera parte del juicio, y todo indica que se vendrá abajo. El código que representa una violación es una ridiculez que estoy seguro Google puede remediar sin problemas, y fuera de ello no veo mayores problemas.

Así que, en resumen:

  1. Google si violó derechos de ciertas partes de Java, aunque hay que aclararlo, de unas partes extremadamente minúsculas.
  2. Aún no se responde la pregunta de si Google usó esas partes bajo el concepto de uso justo.
  3. Android no está en problemas.
  4. Oracle es una empresa codiciosa y extremadamente peligrosa. Pero eso ya lo sabíamos todos.

Para los que quieran seguir con detalle que está pasando con este juicio, les recomiendo el excelente – pero difícil de leer debido al lenguaje legal- sitio groklaw.net, en el cual se expone todo con lujo de detalles.

La segunda parte del juicio (sobre las patentes) ya está en marcha, cuando haya información les comentaré sobre esta.

Send to Kindle
Etiquetado con:
 

One Response to Explicación y opinión sobre el juicio Google vs. Oracle (para los que no somos abogados)

  1. […] vuelta en 2012, cuando empezó este relajo de Oracle contra Google, la idea nefasta de si una API (una interfaz de aplicación, una descripción de como entablar una […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

 

Mientras tanto en Twitter...

Set your Twitter account name in your settings to use the TwitterBar Section.