A estas alturas ya debes de tener la última versión actualizada de Google Chrome, la 14. Por lo general las mejoras no son nada para comentar, a excepción de esta vez; Chrome 14 incluye una tecnología nueva que suena bastante interesante y que se llama Native Client; la función de Native Client es, como su nombre lo indica, permitirle al navegador ejecutar código nativo compilado escrito en C y C++. Esto tiene una ventaja significativa, la cual es velocidad: en comparación con JavaScript, tareas similares se podrían hacer hasta en una décima parte del tiempo empleado actualmente. Otro beneficio secundario de NaCl (abreviatura de Native Client) es que se podrán usar los cientos de librerías de C y C++…y por cierto también corre en un sandbox.

Por ahora el único lugar donde se pueden encontrar aplicaciones que usen NaCl es en la Chrome Web Store; una de ellas es ScummVM, la máquina virtual emuladora del sistema SCUMM usado en juegos antiguos de Lucas Arts. No dudo que pronto veamos aplicaciones interesantes que usen NaCl, extendiendo el navegador de Google más allá de sus funciones habituales.

Fuente: Ars Technica