Pájaro de Twitter rabioso

Como he dicho antes, los que toman las decisiones en Twitter tienen problemas mentales, y severos. No puedo pensar en una compañía que esté amartillando tanto la pistola contra el pie como Twitter…y todo de la mano de algunos pequeños cambios que seguro terminarán con muchos usuarios iracundos. Uno de ellos es un cambio menor: de ahora en adelante, si quieres tener tu avatar con un GIF animado se te acabó la suerte, pues ya no podrás hacerlo. En realidad el formato tiene tiempo sin soporte completo en Twitter, y sólo se ve en algunos clientes como TweetDeck y en el sitio web de Twitter. Los avatares con GIF animados se quedarán, pero ya no se podrán subir nuevos. La razón hasta ahora no he podido encontrarla, fuera de que al CEO de Twitter, Dick (apropiado primer nombre) Costolo, no le gustan.

Otro cambios que seguro molestarán a usuarios y desarrolladores por igual será el soporte de feeds XML, RSS y Atom; es decir, todas las aplicaciones que hagan uso de un canal RSS para obtener datos de Twitter se acabaron. O las migran para que usen validación por OAuth y tengan soporte de JSON, o adiós aplicación. De nuevo, una característica que casi podríamos decir es “común” se le quita a los usuarios porque, en escencia, Twitter no quiere que nada de lo que se publica a través de ellos se republique en otros lados.

Pero lo que verdaderamente me molestó fue que una de las disposiciones de la nueva API de Twitter afecte a uno de los servicios que mas me gustan en Internet, conocido como IFTTT (o también como “if this then that” ) , un servicio que podría decir es el secreto mejor escondido de la red. IFTTT es un servicio sencillo que lleva a cabo una acción cuando se ejecuta un disparador: por ejemplo, cada que se publique un elemento nuevo en un feed RSS puedes hacer que IFTTT publique un tweet. Y así como esta, se pueden hacer cientos de miles de “recetas” que pueden involucrar a muchos de los servicios registrados en IFTTT. Pero tristemente y en respuesta a una disposición de la API de Twitter que dice que “no se deben de resindicar los datos. Si tu servicio consume datos de Twitter, no tomes esos datos y los expongas a través de una API, postearlo a otros servicios y así por ejemplo.” En pocas palabras, lo que pasa en Twitter quieren que se quede en Twitter. Así que en consecuencia a esto IFTTT perderá muchos de los disparadores de Twitter, los suficientes como para ser considerado una herramienta útil dentro de IFTTT.

Pero lo peor de todo el asunto es que el imbécil de Dick Costolo y compañía no entienden (si, aunque les parezca ridículo) que Twitter es lo que es debido a todos los desarrolladores de terceros y todos los productos maravillosos que han hecho a la fecha para esa herramienta original. Y es precisamente a los que van a espantar con tanto cambio negativo para ellos. Twitter parece estar determinado a controlar quién, como y cuando se consume su servicio, pero a través de un control bárbaro. Es increíble como mes con mes han ido alienando a los usuarios con cosas como comprar y hacer pedazos a TweetDeck de la noche a la mañana, irle quitando mercado a ciertos nichos como los acortadores de URL, almacenamientos de imagen y otros. Y ahora, por si no fuera suficiente, cambios en la API que limitan aún más a los desarolladores de terceros.

En fin, el managemente de Twitter o el que sea o sean que tomen las deciones, son una bola de tarados. Están cometiendo un error que regresará muy pronto a morderles el trasero.