Consultorio del Dr. Ogalinski

Blog personal de Orlando Alonzo sobre tecnología, gadgets e Internet

Probando TweetDeck 1.0, o como Twitter destruyó un cliente casi perfecto

Send to Kindle

TweetDeck 1.0

Poco me duró el festejo de que mi ISP al fin aumentó mi velocidad de 2 MB a 6 MB: se me acabó justo cuando me atreví a actualizar mi cliente favorito de Twitter, cual otro sino TweetDeck a la versión 1.0, la primera que se libera desde que está bajo el control de Twitter, desde que fue comprado por este en mayo de 2011. El primer cambio significativo (y quizás el único bueno) es que ya no funciona sobre Adobe AIR, sino que usará HTML5. Pero aquí es donde la cosa se empieza a ir al caño con rapidez asombrosa; el problema que le veo a este TweetDeck es que le quitaron una tonelada de características. Repasemos rápidamente algunas características: ¿administración de varias redes sociales? severamente amputada: o es Twitter o es FaceBook. ¿Control fino del uso de la API de Twitter? eliminado. ¿Selección de trending topics por país? eliminado. ¿Opciones de configuración extensas? eliminadas. ¿Los accesos rápidos que salían al pasar el mouse sobre el avatar? increíblemente, eliminados. De verdad no entiendo quién fue el idiota que dio el visto bueno para todos estos cambios, que honestamente me parecen un gigantesco paso hacia atrás.

Me molesta particularmente el que hayan quitado los accesos rápidos que aparecían encima de cada avatar al pasar el mouse sobre ellos; ahora para mandar, digamos un mensaje directo, hay que hacer clic sobre la imagen del avatar, abrir un desplegable, hacer clic en “Send a direct message“, cerrar la primera ventana porque por alguna extraña razón bloquea la nueva ventana para enviar el mensaje directo, escribir tu mensaje y enviarlo. Le pregunto a Twitter, ¿es en serio? hay uno o varios imbéciles en tus filas que no conoce sobre interfaces, o bien que no tiene la más mínima idea de lo que es hacer un proceso simple. No había necesidad que buscaran una manera nueva de enviar un maldito mensaje directo, un reply o un retweet, la que había funcionaba y lo hacía muy bien. Como dicen en gringolandia, “no lo arregles si no está roto.”

Bloqueo de diálogo de mensaje directo

En cantidad de información por tweet igual hay problemas; en el TweetDeck anterior se mostraba la fecha del tweet, la cual ahora para verla tienes que hacer clic en el tweet y luego tweet en la fecha para poder replicar la funcionalidad anterior. De nuevo, más pasos para hacer lo mismo que antes. Oh, y tienes que dar clic en un enlace para regresar a la vista normal de la columna. Fantástico.

Y así podemos seguirnos con más cosas que quitaron o bien que empeoraron, como por ejemplo que no hay opción para columnas angostas, las opciones de filtro son basura, no hay atajos de teclado, no hay traducción de tweets, no se pueden añadir páginas de FaceBook, no se pueden personalizar las malditas y fastidiosas notificaciones, no puedes crear columnas de seguidores recientes…en fin, para quedar claros: TweetDeck 1.0 es un desastre.

Hay dos posibilidades de porqué está pasando esto: la primera es que esta sea la primera versión en una cadena de varios pasos en los que irán implementando las características faltantes, o…la otra posibilidad es que Twitter esté saboteando TweetDeck para llevar a los usuarios a usar Twitter en la web, que por cierto se está actualizando para todos poco a poco. No es ningún secreto que algún tiempo atrás Twitter no estuvo muy contenta con el hecho de que los clientes de terceros eran mucho más populares que el suyo (la versión web), así que no es nada descabellado.

Sólo me resta decirte que, si eres un usuario acostumbrado a TweetDeck desde ya hace un tiempo considerable, difícilmente te gustará la versión 1.0 de Twitter. Te irá mejor manteniéndote en la versión anterior. Da pena creer que lo mejor que pudo hacer Twitter con TweetDeck sea esta versión.

Send to Kindle

1 Comment

  1. Lo que más me pesó a mi fue que eliminaran los trending topics por país. Ya no le busqué más después de notar y lo eliminé.

Los comentarios están cerrados.