Logo de Twitter en jaula

De vuelta en 2007 Jack Dorsey y Biz Stone solicitaron una patente de un servicio de mensajería en el cual los usuarios se siguen unos a otros y se envían mensajes pero no tienen destino específico, sino que se muestran a esos usuarios por el mismo sistema. O lo que es lo mismo, Twitter. Y por supuesto, como en otros casos, es una patente bastante amplia que pondría a sudar a más de un competidor, si es que no fuera porque Twitter mismo publicó el Acuerdo de Patentes de Innovadores, en el cual prometen usar las patentes sólo en modo defensivo y pidiendo permiso a los que han creado todo lo que es Twitter. ¿Se imaginan que Twitter tuviera un 10% del DNA maligno de Apple en lo que respecta a patentes? FaceBook estaría mojando sus pantalones justo ahora. Pero a decir verdad, los demás servicios de competidores – incluido FaceBook claro – deberán tener mucho cuidado de diferenciar sus productos, por cualquier cosa…ojalá que en verdad respeten su propio acuerdo, pues Twitter le ha hecho un flaco favor a sus propios usuarios destruyendo casi todo lo que ha comprado (TweetDeck por ejemplo), y no hace falta que entorpezcan más el paso de otros innovadores.