Ambas consolas, tanto la XBox One de Microsoft como la PlayStation 4 de Sony, tienen un procesador gráfico cortesía de AMD, en particular es la APU Serie A, un chipset basado en unidades Jaguar que le dan las capacidades gráficas que ves en el vídeo. Como puedes ver, los gráficos son nada menos que espectaculares; Microsoft pagó unos USD $3 mil millones, y Sony otro tanto parecido. Eso que ves en el vídeo es exactamente lo que puede hacer la tecnología por la que pagaron en el tema particular de los gráficos. Hasta ahora, y viendo este vídeo, los precios rumorados del XBox One (USD $399) y del PlayStation 4 (USD $349) parece que están muy bien justificados con capacidades como éstas.