Por varias décadas fue una de las leyendas urbanas más famosas del mundo de los videojuegos: se decía que de vuelta en 1983 Atari había enterrado millones de cartuchos del juego E.T., el cual había sido un terrible fracaso de ventas, principalmente porque no sólo era malo, sino que era prácticamente injugable; en un intento por capitalizar la película, Atari apuró toda la realización del juego y el resultado fue terrible. Pues bien, ya está confirmado que en el terreno de Alamogordo en Nuevo México si está lo que entonces fue el descanso final de las copias del juego E.T. Y no sólo eso, pues también se encontraron por lo que he visto algunas copias de Centipede. Hasta ahora no se sabe si en realidad son millones los cartuchos que puso ahí Atari, pues apenas han encontrado cientos…pero como sea es un descubrimiento por demás fascinante. El descubrimiento estuvo rodeado de fans, de los cuales algunos incluso llevaron sus viejas consolas con cartucho de E.T. para jugar en el sitio. Para darse una idea de lo malo que era E.T., ahí va un vídeo:

Quizás lo mejor de todo esto es que la excavación se hizo para un documental que está siendo producido por Microsoft XBox Entertainment Studios y Fuel Entertainment, y dirigido por Zak Penn, documental que será exclusivo para XBox, y que por cierto será el primero de una serie. En cuanto a los cartuchos, la ciudad de Alamogordo acordó darle 250 cartuchos a los productores y quedarse el resto para venderlos. No es un mal trato.