Sir Arthur C. ClarkeLa ciencia ficción perdió el día de ayer a Sir Arthur C. Clarke, uno de sus grandes maestros, que entre las muchas cosas que hizo seguramente será recordado por la novela 2001: Odisea del Espacio, tanto en la novela como por la película. Sin embargo, hay contribuciones de Clarke que no pueden ser subestimadas, como por ejemplo los satélites de comunicaciones. Clarke no inventó el concepto de las órbitas geosincronizadas, pero si ideó la premisa de que esta idea podría servir para comunicaciones, sobre lo cual escribió extensamente. El día de hoy, casi todos los satélites de transmisión orbitan a la tierra en órbitas geosíncronas, u órbitas Clarke.

Clarke también creía en los elevadores espaciales, con la idea de que un objeto en órbita estacionaria con la tierra, conectado con un lugar terrestre por medio de posibles materiales para esto, podría ser una forma barata y efectiva de colocar objetos en el espacio. Esta tecnología aún no ha madurado, pero se sigue trabajando en su concepto. Sir Arthur C. Clark será recordado como un prolífico escritor, al haber dejado unos 100 libros, así como también un visionario de la exploración espacial.