Ilustración de Frederik Pohl

Entre tantas cosas que se anuncian a diario, desgraciadamente hay unas cuantas noticias que pasan desapercibidas. Una de ellas es una no muy alegre, pero que no hay que dejar pasar: el gran maestro de la ciencia ficción Frederik Pohl falleció a los 93 años en compañía de sus seres queridos. Entre sus muchos trabajos se le recordará por ser el editor de revistas como Galaxy e If, por las cuales recibió varios premios (algunos consecutivos), y por supuesto en cuanto a su obra literaria, dentro de las cuales podemos nombrar el libro Pórtico (Gateway en inglés) de 1977  (del cual escribí aquí hace ya algunos años) con que inicia la saga de los Heechee, quizás su obra más conocida, por la que ganó los premios Hugo, Locus, Nebula y John W. Campbell Memorial Award; es decir, sólo por este libro ganó todo lo que hay que ganar en cuanto a premios reconocidos de trabajos de ciencia ficción. Y no fueron los únicos, pues siguió ganando otros después, como por ejemplo en el 2010 cuando ganó el Hugo por Mejor Fan Escritor por su blog. Aparte de todo esto, fue instalado en el Salón de la Fama de la Ciencia Ficción y Fantasía en 1998.

En fin, la ciencia ficción se ha estado llevando duros golpes últimamente, perdiendo a algunas de sus estrellas más brillantes. Descanse en paz el sr. Pohl.