Apuesto lo que sea a que cualquiera mayor de 30 tuvo en su momento su reloj a prueba de agua: digo, en su momento era la octava maravilla, hasta que lo sumergías en un vaso y te dabas cuenta que si acaso era contra escupitajos. Pues bien, hoy Sony anunció un teléfono, el Xperia ZR, que tiene la particularidad de que puede ser sumergido en el agua, lo que puedes aprovechar para grabar vídeo HD y (supongo) tomar fotos de turistas desprevenidas. Ahora bien, tiene dos limitantes: al igual que los relojes de antaño resistentes al agua, soporta apenas 1.54 metros bajo el agua, y la segunda limitante es que esta tiene que ser dulce, así que olvídate de stalkear gringas en el mar. Digo, no estoy siendo grinch y pidiendo que este sea el teléfono que se lleve Pipín Ferreras al fondo del mar, pero…¿1.54 metros? ¿en serio? si vas a incluir una característica como esta, quizás habría que pensar en dar un poquito más el extra. Fuera de su resistencia al agua, el Xperia ZR es un teléfono cuasi-convencional con Android: pantalla de 4.6″, procesador quad-core SnapDragon a 1.5 Ghz, cámara de 13MP y 2GB de RAM, y sale en la segunda mitad de este año, es decir ya merito, por un precio aún no dado a conocer.