Waffer del procesador Shangai

AMD todavía resiente los problemas que le causó el lanzamiento de sus procesadores Barcelona, que aunque prometían, estuvieron plagados desde el principio por problemas de desempeño y poca disponibilidad, lo que llevó a muchos de sus usuarios a cambiarse a Intel. Pero todo parece indicar que AMD quiere reinvindicarse, pues el día de ayer lanzó sus procesadores Opteron quad-core, o Shangai, como son conocidos. Estos nuevos procesadores están optimizados para virtualización, bajo consumo de energía y capacidad para migración en vivo. Sólo en el ramo de la virtualización, estos nuevos procesadores prometen hasta un 40% de mejora en el desempeño; adicionalmente, estos nuevos procesadores fabricados con un proceso de 45nm tendrán un 35% más desempeño y 35% menos consumo de energía en estado ocioso.

Shangai no es una nueva arquitectura, sino más bien una revitalización de Barcelona, que era un CPU de 65nm. Los nuevos Shangai consumen 75W, y tienen velocidades que van de los 2.3Ghz hasta los 2.7Ghz, con todos los modelos con 6MB de caché L3, y tiene soporte para memoria DDR2-800. En particular es interesante el manejo de energía de este CPU, pues tiene la habilidad de apagar ciertas partes del chip cuando no están en uso, aún en períodos cortos de tiempo. Habrá que esperar unos días para ver los benchmarks (ya hay algunos preliminares en AnandTech) del procesador, pero hasta ahora las cosas pintan bien para AMD, aunque tendrán que ganar de vuelta la confianza que perdieron con el fiasco del Barcelona.

Fuentes: Yahoo Tech, Ars Technica, Daily Tech