Muchos de los compradores de equipos de cómputo por lo general basan sus decisiones sobre que tan rápido es el procesador de dicho equipo; esto ha hecho que los fabricantes se centren en una guerra de gigahertz que sólo ha confundido a todos con sus nomenclaturas. Esto es lo que ha pasado de acuerdo con AMD, y también de acuerdo con ellos los consumidores de hoy no están interesados en que tan rápido sea el procesador o que tanta memoria tenga el equipo, sino que es capaz de hacer. Así que la idea de AMD fue crear un nuevo esquema de mercadeo para sus sistemas, llamado AMD Vision, el cual tiene como propósito comunicar el valor del sistema como un todo demostrando el poder combinado del procesador principal y de gráficos (GPU, Graphics Processing Unit) en beneficio del consumidor. Habrán tres niveles en el esquema Vision: en su nivel más bajo, Vision promete contraste dinámico y  calidad de video mejorada; el nivel Vision Premium significará un equipo con mejor transcodificación, y el nivel Vision Ultimate tendrá capacidades de edición HD mejoradas. Todos estos niveles le darán al usuario una mejor idea de que puede hacer el equipo.

Sin embargo, el esquema Vision no será sólo para equipos móviles; también habrá un nivel Vision Black (el cual por cierto será de gama alta) para equipos de escritorio, aunque será liberado hasta el año que viene. En resumidas cuentas, piensen en el propio “Intel Inside” de AMD, aunque en varios niveles. A decir verdad no es una mala idea, aunque sólo falta ver si en realidad cada nivel hará las cosas de acuerdo con la especificación; piensen en la campaña de “Vista Capable”, y que a fin de cuentas muchos equipos que se suponía eran capaces de ejecutar Windows Vista, no lo eran.

Fuente: Daily Tech, PC Magazine