Presentación de BlackBerry 10

El día de hoy BlackBerry anunció otro paso en lo que se ha convertido una de las más estrepitosas caídas de compañías de las que se tenga memoria; se anunció la formación de un comité especial para determinar cuales de las alternativas estratégicas es el mejor camino a seguir para la compañía, alternativas que incluyen una empresa conjunta, alianzas estratégicas, la venta de la compañía u otras transacciones posibles. Los analistas que saben de estos temas dicen que los anuncios son una mala señal, pues demuestran que no hay interés en la compañía; si lo hubiese, se hablaría de una adquisición o asociación con otra empresa tal y como hizo Nokia, en vez de vender la empresa. Es triste ver como ha caído BlackBerry: de tener cerca del 40% del mercado en 2010, ahora están muy por debajo del 10%, y su capitalización de mercado bajó de más de USD $70 mil millones a tan sólo USD $5400 millones.

La pregunta aquí es, si se vende, ¿quién querría a BlackBerry y que es lo que querrían de ella? ciertamente BlackBerry tiene algunas patentes y propiedades intelectuales que podrían valer mucho, en este caso quizás las compañías chinas como ZTE y otras se interesaran por la marca para intentar levantarla…pero eso podría ser difícil pues el gobierno canadiense (recordemos que de ahí es BlackBerry) ya indicó que estará muy al pendiente de que lo que pase con la venta e incluso que bloquearía una venta a un país foráneo. Otros como el Wall Street Journal dicen que hasta algunas empresas como Microsoft, Cisco y Samsung se verían beneficiados por la compra de BlackBerry; bueno, hasta el nombre de Apple se ha mencionado.

Yo en lo personal creo que es demasiado tarde para BlackBerry a pesar de sus buenos esfuerzos que hicieron con BlackBerry OS 10 y los últimos handsets que lanzaron al mercado, que no son nada malos. Pero desgraciadamente en la percepción de muchos BlackBerry simple y sencillamente ya no es lo cool que era antes. Cometieron errores garrafales, como por ejemplo sentirse intocables, tardarse mil años en lanzar dispositivos competentes, y lo tendrán que pagar con creces.