Windows 7 a 64 bits

De acuerdo con cifras de Microsoft, casi la mitad de los usuarios de Windows 7 están usando la versión de 64 bits (desde junio del 2010), y se espera que para el 2014 el 75% de todas las computadoras de negocios tengan una versión de Windows de 64 bits. Independientemente de si esas cifras reflejan instalaciones en uso de Windows 7 o bien computadoras que se vendieron con Windows 7 y se cambiaron a XP u otro sistema operativo, no debe de sorprender el cambio a 64 bits, pues los estándares actuales ya casi lo exigen: procesadores con más capacidad, más memoria instalada, aplicaciones más complejas, en fin, muchas de las demandas de la computación actual ya van haciendo estándar la computación de 64 bits. Pero ¿que ventajas y desventajas tiene la computación de 64 bits? y otra pregunta que quizás te hagas es ¿deberías cambiarte a 64 bits? hay varias consideraciones al respecto.

Antes que nada hay que entender a que se refieren esos “64 bits”: en pocas palabras y en términos legos, se refiere a la cantidad de información que una computadora puede procesar o transmitir en paralelo. Aunque pueda parecer algo nuevo, la computación a 64 bits ha existido desde 1970, aunque en aquel entonces sólo en supercomputadoras, pero desde entonces siempre ha estado presente de una u otra forma, aunque hasta ahora ha tomado importancia en las computadoras personales.

Ahora bien, ¿tienes lo que hace falta para entrar a la computación de 64 bits? lo primero que debes de considerar es si tienes el hardware necesario: en la plataforma de computadoras personales, un procesador que sea:

  • Plataforma AMD: cualquiera por encima o igual a Opteron y Athlon 64
  • Plataforma Intel: ciertas versiones de procesadores Xeon y Pentium 4, pero del Core 2 en adelante cualquiera

Estos procesadores ya integran soporte nativo de 64 bits, lo cual significa que si no usas un sistema operativo de 64 bits, quizás no estés aprovechando su capacidad al máximo. Otra consideración que debes de tener en cuenta en cuanto a tu hardware es la memoria: si tienes menos de 4 GB, quizás no sea tan buena idea tener un sistema operativo de 64 bits, por razones que veremos a continuación.

Ventajas de los sistemas de 64 bits

La primera ventaja es simple y sencillamente la memoria: con versiones de Windows de 32 bits no puedes accesar más de algo así como 3.3 GB de RAM; es decir, si tienes 4 GB instalados, estás desperdiciando RAM. Hay formas de forzar a Windows de 32 bits para que reconozca más memoria, pero no hay nada como lo nativo. Por otro lado, con versiones de Windows de 64 bits el máximo de memoria que puedes tener se eleva hasta 16 exabytes, o lo que es lo mismo 16.8 millones de terabytes. Claro, es un límite máximo, pero básicamente quiere decir que podrás accesar a toda tu memoria disponible, sean 4, 8, 16 o más gigabytes de RAM.

Lo que para muchos no es muy obvio es que disponer de 64 bits de procesamiento hace que todo en la computadora se maximize: pueden haber archivos más grandes, mejores texturas en los juegos, procesamiento más rápido en aplicaciones nativas de 64 bits, y así podemos seguirnos: en realidad es bastante beneficioso, pero claro, no todo es miel sobre hojuelas, pues también tiene sus desventajas.

Desventajas de sistemas de 64 bits

Una desventaja obvia es que no vale la pena tener un sistema operativo de 64 bits con menos de 4GB; pero si tomamos en cuenta que los precios de la memoria están por los suelos, lo mejor es que actualices tu computadora y puedas aprovechar las ventajas de, por decir, Windows 7 a 64 bits. Esto es básico: a 64 bits, 4 GB ere RAM es lo mínimo aceptable.

Otro problema es que al cambiar a 64 bits, todo tiene que ser a 64 bits: sistema operativo, aplicaciones y drivers, algunos a fuerza, otros opcionales. Los que son a la fuerza son los drivers, de los cuales tendrás que verificar previamente que existan en versiones de 64 bits; si tienes hardware como una impresora vieja o un escáner tamaño Avalancha que no quieres tirar, quizás no sea buena idea instalar Windows 7 a 64 bits. Lo opcional es el software, aunque claro, ejecutar software de 32 bits en una plataforma de 64 bits no lo “convertirá”, es decir, el programa sigue siendo de 32 bits. Y ese puede ser otro problema, aunque menor: sólo las aplicaciones de primera línea y una que otra por ahí y ciertos juegos aprovechan las tecnologías de 64 bits: para que des una idea, no hay Flash a 64 bits.

Oh si, y olvídate de aplicaciones de 16 bits: simple y sencillamente no correrán en un sistema de 64 bits. Aunque los que tengan Windows 7 podrán usar el Modo XP (una máquina virtual) para poder usar sus aplicaciones antiguas.

Palabras finales

A pesar de todo, creo que es una buena idea ir pensando en migrar a 64 bits: hoy en día es bastante fácil si cuentas con el equipo apropiado (si fue comprado digamos de hace seis o siete años para acá), y con los precios de partes de computadora de hoy en día tener 4 GB o más de RAM ya no es extraño. Las ventajas de la computación a 64 bits son sustanciales, y si tienes el hardware no veo porqué no aprovecharlas. Sólo recuerda investigar con anticipación si todo lo que usas estará disponible en 64 bits, de modo que tu transición sea lo más fácil posible.