Pila de desechos (foto de GreenPeace)

Alguien dijo por ahí “la tecnología de hoy, basura de mañana“. El problema es cuando es mañana: cuando mañana es mañana y no dentro de unos años, entonces algo anda mal. Acabo de leer un artículo en el sitio ExtremeTech que habla sobre el estándar de interface DVI para conectar monitores, y de como este año se va a ir a pique frente a la competencia que tiene de interfaces como HDMI y DisplayPort. ¡Claro! no podía faltar HD en la computadora. HD en todos malditos lados. El punto es que me revienta la velocidad con la que cambian las cosas. Estoy metido con las computadoras desde un poco antes de las PC’s XT, y todavía no me acostumbro. Y no sólo es en cuanto a hardware, el software es peor, por mucho quizás.

Tiene meses que quiero cambiar mi equipo: hay piezas o accesorios que no varían tanto, como los gabinetes y otras piezas: ahora que lo pienso, es lo único que tengo definido. Pero respecto a todo lo demás mis opciones cambian cada mes: nuevos estándares (ya viene USB 3.0 por ejemplo, o el eSATA, o el mismo estándar DVI, HDMI y otros), más opciones de almacenamiento, procesadores más rápidos, mejores accesorios, y así hasta el infinito.

La cuestión es que, como dice un amigo, ya nada está diseñado para durar; y el caso del software está peor: hoy me hacía una consulta sobre Corel Draw, y comparando versiones para contestarle me dijo que el tenía la 12, y yo tengo la X3. Por curiosidad verifico y sorpresa, ya hay Corel Draw X4. Otro ejemplo: yo desarrollo software usando Delphi; la mejor versión de Delphi (Borland Developer Studio) cuesta la friolera de USD $3,490.00, unos mugrosos $36,000.00 pesos que todos cargamos en el bolsillo.

Esperaría de un producto con ese precio que se actualizara en un tiempo considerable, no cada año como lo han venido haciendo. Claro, se puede actualizar, pero cuesta USD $2,290.00 dólares. Otro ejemplo: Windows Vista. La mejor versión cuesta USD $399.00; ¿alguien me puede decir que hace de nuevo Vista? exacto, nada. ¿Para que lo sacaron al mercado? nadie lo sabe.

Las historias siguen y siguen: es increíble la velocidad a la que la informática se vuelve obsoleta. Recuerdo que se rumoraba hace varios años que Intel tenía varios diseños de procesadores “guardados” para sacarlos en el momento preciso: no lo dudo ni un momento, al igual que con cualquier otro gadget, accesorio, software y demás. El desarrollo de productos debería replantearse de modo que estos tengan un tiempo de vida un poco más largo, y no tener que estar desembolsando dinero a cada rato. Por lo pronto, seguiremos fregados.